info@sketchupmadrid.com

Blog SketchUp Madrid

Cursos Online
11 Oct 2018

¿Que equipo necesito para usar SketchUp?

Requisitos y especificaciones de hardware y software para poder usar sin problemas SketchUp Pro.

Los ordenadores han ocupado un sitio imprescindible en la mesa de todo diseñador 3D, arquitecto, interiorista, paisajista, urbanista… Seas estudiante y/o profesional, la duda surge cuando tenemos que elegir uno equipo informático en particular. No existen ordenadores creados específicamente para estas profesiones, pero sí  podemos aportar  las características que nos ayudarán a la hora de elegir y comprar un buen ordenador que soporte la carga de trabajo para estás actividades profesionales.

Como otros programas de diseño asistido por ordenador (DAO), SketchUp Pro requiere una serie de especificaciones de hardware/software a tener en cuenta para poder realizar la instalación y ejecutar este fantástico programa de modelado 3D sin problemas.A continuación enumeramos los requisitos básicos y recomendaciones se aplica a SketchUp Pro 2018. También te explicaremos las sugerencias recomendadas para mejorar el rendimiento.

 


Especificaciones mínimas (según el desarrollador)

 

Windows 10, 8 y 7

Hardware recomendado

  • Procesador 2+ GHz
  • 8+ GB de RAM
  • 700 MB de espacio disponible en el disco duro
  • Tarjeta de video de clase 3D con 1GB de memoria o más y admite aceleración de hardware. Asegúrese de que el controlador de la tarjeta de video sea compatible con OpenGL versión 3.0 o superior y esté actualizado.
  • Ratón de 3 botones con rueda de desplazamiento.

Hardware mínimo

  • Procesador de 1 GHz
  • 4GB de RAM
  • 16 GB de espacio total en el disco duro
  • 500 MB de espacio libre en el disco duro
  • Tarjeta de video de clase 3D con 512 MB de memoria o superior y es compatible con la aceleración de hardware. Asegúrese de que el controlador de la tarjeta de video sea compatible con OpenGL versión 3.0 o superior y esté actualizado .

MacOS 10.13 (High Siera), 10.12 (Sierra) y OSX 10.11 (El Capitán)

Hardware recomendado

  • Procesador Intel ™ de 2.1+ GHz
  • 8GB de RAM
  • 700 MB de espacio disponible en el disco duro
  • Tarjeta de video de clase 3D con 1GB de memoria o más y es compatible con la aceleración de hardware. Asegúrese de que el controlador de la tarjeta de video sea compatible con OpenGL versión 3.0 o superior y esté actualizado .
  • Ratón con rueda de desplazamiento de 3 botones
  • Se requiere una conexión a Internet para autorizar SketchUp y usar algunas de las funciones.

Hardware mínimo

  • Procesador Intel ™ de 2.1+ GHz
  • 4GB de RAM
  • 500 MB de espacio disponible en el disco duro.
  • Tarjeta de video de clase 3D con 512 MB de memoria o superior y es compatible con la aceleración de hardware. Asegúrese de que el controlador de la tarjeta de video sea compatible con OpenGL versión 3.0 o superior y esté actualizado .
  • Ratón de 3 botones con rueda de desplazamiento.

 


Ordenadores ideales para usar programas de arquitectura (sobremesa y/o portátil)

La elección entre portátil o sobremesa dependerá de si trabajáis desde un sitio fijo como antes descrito o viajáis mucho y necesitas trabajar desde cualquier sitio.

Para los que os decantéis por un portátil recomendamos un portátil de 15 pulgadas para que podáis trabajar sin dejaros la vista y poder transportarlo fácil (la mayoría de las fundas, maletas y mochilas para portátil son de 15 pulgadas)

Si vais a trabajar con Autocad, Microsoft Word, PowerPoint y Excel os vale cualquier portátil por encima de 600 euros. Si aun hacéis concursos, renders o utilizáis programas de modelado como SketchUpPro, BIM, como por ejemplo Revit, necesitáis un hardware en consonancia. Os recomiendo un procesador (CPU) i7, mínimo 12 Gb de RAM y una tarjeta gráfica potente como por ejemplo Nvdia 1050ti. No so decantéis de tarjetas integradas por que no son suficientemente potentes o de tarjetas gráficas (GPU) Nvidia quadro ya que son 10 veces más caras y ofrecen los mismos resultados que las “gaming” como puede ser una nvidia gtx.

La siguiente recomendación va para aquellos arquitectos que forman parte de un equipo/firma/oficina y se dedican exclusivamente a la elaboración de proyectos. Un ordenador de sobremesa. Se debe mantener y optimizar la inversión a lo largo de los años. A medida que los componentes se van estropeando o quedando muy anticuados, se pueden actualizar por separado. No hace falta comprar un nuevo en su totalidad como pasa con un portátil.

Puedes configurarlo por piezas en cualquier compañía como Pccomponentes o PcBox. Incluso estás mismas compañías, ofrecen ordenadores de sobremesa configurados por ellos. Solo le tenéis que sumar una pantalla de 25 o 27 pulgadas con un teclado y un ratón y ya tenéis un puesto de trabajo.

Los equipos de sobremesa son la solución ideal para software que requieran altas tasas de trabajo y potencia para programas como SketchUp, VRay, Revit, Rhinoceros+Grasshoper, Allplan, Maxwell render, Photoshop, etc…

Otra alternativa, es la de un todo en uno. La desventaja es que son más caros que una torre+pantalla y es mucho más difícil de actualizar sus componentes. Tenéis como por ejemplo el ASUS ZEN o si  tenéis un presupuesto mucho más holgado y queréis dibujar directamente sobre la pantalla tenéis el Microsoft Studio. Como siempre, si preferís trabajar en Mac, podéis elegir las diferentes opciones del Apple imac.

 


Recomendaciones para la elección de los distintos componentes hardware:

El modelado en 3D con SketchUp Pro se realiza mediante un conjunto de procesos que deben de poder ser soportados por nuestro pc o mac. Vamos a ver que opciones nos ofrece el mercado, ya que no existen ordenador creados específicamente para arquitectos, pero sí que podremos saber, en base a sus especificaciones técnicas si nos serán útiles o no para desempeñar nuestra trabajo diario.

A continuación te explicamos las distintas partes (componentes) que afectan directamente al rendimiento de nuestros ordenadores. Entendiendo estos componentes resultará más sencillo visualizar cual son las especificaciones que debemos priorizar a la hora de elegir nuestro equipo.

Procesador:

A pesar de que la aceleración gráfica es importante, la CPU (procesador) sigue siendo el centro de todo. Los procesadores actuales rinden muy bien pero para el diseños 3d, los procesadores Intel de sexta generación Core i7 son la propuesta ideal, tanto para sobremesa como para portátil. Recomendamos un procesador, a poder ser de la casa INTEL de su gama i7.

La potencia de este elemento es fundamental, dado que es el cerebro del ordenador. Nosotros aconsejamos Intel, porque desde nuestra experiencia son más duraderos y se obtiene un mayor rendimiento. Y más concretamente, el Procesador Intel® Core™ i7-7700HQ, que gracias sobre todo a sus 4 núcleos, capaces de trabajar como si fueran 8 en los programas de diseño y cálculo, proporcionan una velocidad de trabajo muy elevada.

¿Por qué Intel? Porque después de muchos años trabajando con varios ordenadores, he descubierto que los productos de Intel son más duraderos, dan menos problemas y en general rinden más.

Memoria RAM:

Otro componente fundamental. Podremos instalar una cantidad respetable sin que se desbarate nuestro presupuesto. Para aplicaciones de diseño y modelado 3D una cantidad recomendable es 16 GB, sin que baje de 8 GB en ningún caso, y preferiblemente instalando más si es posible hasta los 32 GB. Será del tipo DDR4 si va acompañada de procesadores Core i7 de sexta generación.  la memoria RAM, la cual permite al ordenador gestionar una mayor cantidad tareas simultáneamente. Gracias a la memoria RAM DDR4, nos aseguramos estar a la vanguardia de la tecnología siendo estos los últimos módulos fabricados. Y con máquinas capaces de albergar hasta 64 GB de este tipo.

Para que nos aclaremos, esta es la memoria que nos permite hacer varias cosas a la vez sin que el ordenador se resienta mucho, es por ello que es vital y buscaremos cuanto más RAM mejor, pero siempre y cuando sea económicamente viable, es decir, que no nos cueste más la RAM que el equipo.

Pantalla:

importante que tenga una buena resolución. Primero porque nos ofrecerá una mayor área de escritorio, útil para disponer de las herramientas y ventana de trabajo sin que estorben. En segundo lugar porque podremos ver con más detalle como está quedando sin tener que recurrir al zoom (tanto para acercar como alejar). En portátiles es conveniente que el tamaño de pantalla sea suficiente como para acceder con comodidad a todos los menús, opciones y ventanas.

También es posible usar pantallas externas para disponer de configuraciones multi pantalla, o para mejorar la que venga por defecto con el portátil o Todo en Uno en aspectos como la precisión de los colores o la gama de tonalidades que pueda mostrar, incluyendo la posibilidad de realizar una calibración a medida.

Importante para portátiles que se vayan a usar durante muchas horas, que tengan la pantalla mate, es decir, que no tenga reflejos, esto no solo altera la calidad de las imágenes que se ven con luz día, sino que además no permite al ojo enfocar bien en la pantalla con la consiguiente fatiga.

Teclado:

Un teclado tipo chiclet (o chocolate), son los más cómodos, por que simulan la separación de las teclas de los teclados tradicionales de sobremesa.

Procesador gráfico (tarjeta gráfica):

La tarjeta gráfica es la encargada de dibujar en pantalla todo lo que tú diseñas, por lo que, a mayores potencias y prestaciones, mayor calidad de la presentación, y velocidad de rotación del elemento modelado en 3D con SketchUp Pro.

Disponer de una tarjeta gráfica dedicada, de AMD o NVIDIA, permitirá acelerar algunas operaciones gráficas en aplicaciones como SketchUp, VRay, Photoshop, etcétera. No todas las funciones se aceleran mediante la GPU, pero la tendencia es la de mejorar la integración entre la GPU, la CPU y las aplicaciones para obtener un rendimiento óptimo.

La tarjeta gráfica en un ordenador para un profesional de la arquitectura, es algo importante, pero no vital, me explico, nosotros no vamos a jugar a juegos ultramodernos en los que son necesarias tarjetas gráfica muy potentes, nosotros nos vamos a limitar a modelar en 3D edificios, a hacer uso del BIM y en casos puntuales a renderizar imágenes en 3D, para todos esos casos, el ordenador recurre más al procesador que a la tarjeta gráfica, suele ser un error pensar que para modelar y renderizar necesitamos gráfica: Se renderiza con el procesador, no con la tarjeta gráfica.

Autonomía:

Seamos honestos, la autonomía solo la vamos a necesitar cuando vamos a la copistería a imprimir unos planos y se nos ha olvidado meter en el pen uno de ellos, sacamos el portátil en la tienda, fardamos de fondo de pantalla y apagamos el ordenador, para el resto de usos generalmente vamos a estar conectados a la corriente, por lo que no será necesario que nos centremos en la autonomía.

Además de eso, es importante subrayar que nunca (o solo en contadas ocasiones y bajo entornos muy controlados) se cumplen las expectativas de autonomía que dicen los fabricantes.

Salidas de vídeo:

Esto es importante, ya que con dos pantallas el rendimiento es notablemente mayor, sobre todo en profesiones como la nuestra, en la que mientras que estamos consultando la normativa en una pantalla, estamos dibujando en la otra, ahora tiempo y esfuerzo y se traduce en mayor productividad.

Por ello es importante que el ordenador disponga de una salida de video, pero casi todos los ordenadores lo tienen, así que esto no debería ser un problema.

Sistema operativo (Mac o PC):

Esta es una de las preguntas más importantes que se plantean los profesionales del diseño 3D y puede responderse más desde la experiencia misma, es cierto que con Mac tendrás una mayor experiencia visual ya que su hardware ofrece gran calidad gráfica para las labores creativas, sin embargo también hay que decir que la gran mayoría de programas para diseño 3d han demostrado tener mayor compatibilidad con PC’s con sistema operativo Windows, así que cada uno tiene sus pros y sus contras.

En cuestión de software técnico específico para arquitectura en España, solo hay una opción Windows. Aunque SketchUp, VRay y PhotoShop disponen versiones para MacOs, la mayor parte de programas específicos para el campo de la arquitectura (Revit, 3dMax, Cype, Presto, Arquimedes…) no son soportados por los equipos de Apple.

¿No puedo tener un Mac entonces? Sí, pero tendrás que instalar parallels e instalar una imagen virtual de Windows para correr determinado software técnico o realizar una partición con Bootcamp (es la opción que yo uso).

¿Y Linux? Si eres capaz de manejarte en Linux, quizás te interese más esta web con programas alternativos a Windows que leer este artículo. En cualquier caso, tendrías que usar una partición o máquina virtual con Windows para poder trabajar con cierto software propietario.

Una vez que hemos asimilado que nos vamos a quedar con Windows, la pregunta es, ¿qué versión? Recomendamos siempre la última de la que tengamos buenas referencias, ahora Windows 10.

Nuestra recomendación es que si queréis optimizar vuestro dinero, no tener problemas de compatibilidades de software y que las reparaciones sean más económicas, elegid un ordenador con Windows 10.

Puertos USB y conexiones:

Mínimo 3 conexiones USB, una para el ratón externo (obligatorio para SketchUp Pro) y otras dos para conectar un Pendrive y cargar el móvil al mismo tiempo. Menos de tres puede ser problemático, o al menos, eso me dicta la experiencia.

¿Debe llevar lector de tarjetas?, Yo creo que con una ranura para tarjetas SD que es el standard de las cámaras de fotos (tipo Canon EOS) es más que suficiente.

Disco Duro:

Es sumamente recomendable que el disco duro del sistema sea de tipo SSD. Los discos de estado sólido son excelentes a la hora de agilizar las operaciones con el sistema operativo, como abrir y cerrar aplicaciones, al tiempo que permiten agilizar el uso de datos por parte de las aplicaciones. Se suelen acompañar en los equipos de sobremesa, de unidades HDD convencionales con 1 TB o 2 TB de capacidad. En el caso de tener un portátil, existen unidades de disco externas SSD, recomendables de cara a tener un espacio de almacenamiento rápido y fiable que complemente al disco del sistema.

De la velocidad del disco va a depender en gran medida el tiempo de entrega del proyecto, porque cada vez que ejecutas cualquier acción que no sea pura de cálculo, es el disco el que entra en juego. Con los nuevos discos de estado sólido, el tiempo de acceso es ínfimo, y la velocidad elevadísima.

Los SSD se diferencian de los HDD en que no tienen partes móviles, y son mejores en todo, velocidad de lectura y escritura, consumo, ratio de fallos, nivel sonoro, emisión de calor, etc… Pueden ser un poco más caros que los tradicionales, pero la diferencia se nota, y bastante, por lo que merece la pena. Si se nos hace muy caro, podemos comprar un sistema con un SSD de unos 120 GB para el sistema operativo y un HDD de 1TB para utilizarlo como almacén.

Accesorios:

Además del propio ordenador, también puede resultar útil hacerse con una tableta gráfica, un ratón que resulte cómodo, así como un teclado con un tacto y precisión que permitan trabajar muchas horas sin que causen fatiga en la mano o la muñeca.

Conclusión:

Elige un equipo conforme a tus necesidades de ahora y dentro de 5 años. No te dejes llevar por acabados bonitos ni por chollos (lo barato sale caro, especialmente en informatica). Invierte el dinero necesario ya que es tu única herramienta de trabajo como diseñador 3D.